Economía

Hablan de supuesta corrupción  en la presidencia de Perú

Hablan de supuesta corrupción  en la presidencia de Perú

Hablan de supuesta corrupción  en la presidencia de Perú; Tras ser destituido por el Congreso este lunes; el presidente de Perú; Martín Vizcarra; declaró tener “la conciencia tranquila”.

“Salgo del palacio de gobierno como entré hace dos años y ocho meses; con la frente en alto”; aseguró.

Vizcarra sucumbió ante el segundo juicio político en su contra que se celebra en Perú en solo dos meses; tras lograr salir airoso del primero; abierto por un presunto delito de tráfico de influencias.

Y aunque parecía que la moción no iba a contar con los apoyos necesarios tampoco esta vez; distintas informaciones en medios locales en las últimas semanas en relación con presunta corrupción por parte de Vizcarra acabaron decantando la balanza.

Los señalamientos contra Vizcarra -quien niega todas las acusaciones y no ha sido imputado por la justicia de su país- se encuadran dentro de la investigación del caso conocido como “el Club de la construcción”; por haber recibido supuestamente sobornos cuando era gobernador en Moquegua; en el sur del país; en 2013 y 2014.

“El ‘Club de la construcción’ es el nombre dado a un cártel de empresas constructoras; peruanas y extranjeras; que se dedicaban a ganar licitaciones públicas de grandes infraestructuras; muchas de ellas licitadas por el Ministerio de Transportes; mediante el pago de sobornos a autoridades”; explica el colaborador de BBC Mundo y conductor de Latina Televisión; Martín Riepl.

El club habría operado de la siguiente manera: cada vez que había un proyecto de licitación; las empresas se comunicaban con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones; donde un funcionario público arreglaba la licitación a cambio de una coima; explica en un informe de 2019 el Observatorio de la corrupción; de la Pontificia Universidad Católica de Perú.

El soborno suponía entre el 1% y el 3% del valor de los contratos; que eran por valores millonarios. Las empresas se ponían de acuerdo antes de cada concurso sobre cuál de ellas debía resultar vencedora.

La empresa que lograba “la conquista” del proyecto quedaba a cargo de abonar la coima a los funcionarios y un porcentaje indemnizatorio a la que perdía deliberadamente; o “acompañamiento”.

El Club estaba integrado por algunas de las principales empresas en materia de infraestructura del país.

En sus inicios; estaba formado solo por empresas peruanas y se centraba en las obras de carreteras; pero con la llegada del boom económico; en la década de los 2000; se amplió a otros tipos de obra pública.

Y a las peruanas se unieron otras empresas brasileñas; como la ahora mundialmente famosa Odebrecht; involucrada en millonarios casos de corrupción en varios países de América Latina; aunque con un papel menos protagónico en este caso.

También pueden gustarle

Leer más